El viejo y la ninfa

Zara, una hermosa joven, decidió aceptar la invitación de un viejo familiar que poseía una fabulosa granja de abejas. El viejo familiar era una especie de mago-apicultor que se comunicaba con las abejas que le obedecían y que fueron capaces de llenar los alféizares de las ventanas de la alcoba donde se acomodó Zara con pequeños y troceados pétalos de rosa. Todo parecía casi un cuento de hadas hasta que el anciano explicó a Zara cuál iba a ser su destino en aquella fabulosa granja de abejas. Zara quiso escapar pero ya era tarde. Varios canallas quisieron abusar de la muchacha y lo pagaron muy caro. Zara, lejos de estar agradecida, había tomado una decisión, huir, sin embargo allí estaban los zánganos para impedírselo. Pero, también estaba el joven capataz y pese a las amenazas que se cernían sobre él, decidió ayudarla arriesgando su vida. Morir no era lo peor, lo peor era la forma de morir. Aquel viejo de edad incalculable, alto, muy alto, ya había trazado su plan para legar su granja, y Zara, la bellísima heredera, se horrorizó al conocerlo. Pero todavía había más…

⊗ Available at / disponible en: AMAZON eBook ⇔ APPLE eBook